Cuando apostar sale caro… y no por perder dinero

Cuando apostar sale caro… y no por perder dinero 1

¿Quién no se ha arrepentido alguna vez de haber realizado una apuesta absurda? Ver personas que se hacen de oro gracias a intrépidos pronósticos es siempre plato de buen gusto, ya que todos optamos a ser uno de esos grandes afortunados. Sin embargo, las historias de quienes pierden también son dignas de mención, sobre todo por lo pintoresco de los “castigos”. Para darles su merecido hueco en la historia de las apuestas, hoy haremos un breve recorrido por algunos de los casos más sangrantes que tuvieron que sufrir apostadores a los que la suerte, finalmente, les dio la espalda.
Perdió una apuesta y tuvo que cambiar su nombre legal. Así a simple vista parece que el castigo no es demasiado cruel… pero la cosa cambia si prestamos atención al nuevo nombre que tuvo que ponerse este neozelandés de 22 años tras perder al póker en una noche de borrachera. Así, el nombre que tuvo que registrar para cumplir con la petición de sus también ebrios amigos fue ”Full Metal Havok More Sexy N Intelligent Than Spock And All The Other Superheroes Combined With Frostnova", que significa algo parecido a “Full Metal Havok es más sexy e inteligente que Spock y que todos los demás superhéroes combinados con Frostnova”. Desde entonces, el Sr. Frostnova es referido como tal en todos sus documentos legales, aunque podría volver a cambiar su nombre pagando 127 dólares neozelandeses al organismo oficial encargado de estos trámites burocráticos. Al respecto, el gusto por registrar nombres raros y largos contaba ya con precedentes en Nueva Zelanda: así, en 2008, un juez puso bajo custodia del Tribunal de Familia el caso de una niña a la que sus padres habían bautizado como “Talula Does The Hula Fron Hawaii”, a fin de que esta pudiera cambiar su nombre por otro más corto. Quizás de este caso sacaron la idea los colegas del ahora Sr. Frostnova.

Una apuesta personal que le salió por la culata: Los aclamados jugadores de póker Howard “The Proffesor” Lederer y David Grey llevaron, en más de una ocasión, su gusto por las apuestas más allá de las cartas. Grey, a sabiendas de que “The Proffessor” es vegetariano estricto, le retó a que no era capaz de comerse una hamburguesa de ternera… lo que le supuso unas pérdidas de 10.000 dólares cuando el famoso jugador cumplió con tal reto. Sin embargo, “The Proffesor” le dio a Grey la oportunidad de recuperar lo perdido, apostando a doble o nada a que Grey no sería capaz de comerse unas cuantas aceitunas. La repulsión de Grey hacia las olivas era también conocida, y de ella hizo gala al rechazar el reto impuesto por su colega… lo que se tradujo en pérdidas millonarias en un solo día.

Le salió tan cara una apuesta misógina que ya no podrá volver a repetirla: La última historia de la que hablaremos hoy es también la más cruda e irreversible: uno de esos casos que nos hacen pensar en la arrogancia de la que hacemos gala cuando queremos demostrar alguna de nuestras irracionales convicciones. Pues bien, lo que nuestro último protagonista consiguió demostrar fue, precisamente, lo contrario a lo que pretendía. Durante una fiesta, el rapero John “Fatboy” Powell apostó la miserable cifra de 5 dólares a que sería capaz de aguantar un puñetazo de cualquier mujer de las que se encontraban en la celebración. Una de las invitadas, Tiffany Startz, aceptó el reto y le pegó un sonoro puñetazo a “Fatboy”. El rapero, impresionado, reconoció el buen gancho del que había hecho gala Startz respondiéndole: “Guau, buen trabajo”. Sin embargo, la chica no pudo cobrar la irrisoria cantidad apostada, ya que las alabanzas a su puñetazo fueron lo último que Fatboy pudo pronunciar. Tras estas últimas palabras, el rapero cayó al suelo muerto: el puñetazo le había reventado una arteria del cuello.

Como podemos ver, algunas apuestas acaban saliendo caras… sobre todo cuando ego y alcohol toman parte en el asunto, de ahí que, como para cualquier cosa, tengan que realizarse con la cabeza bien fría y con responsabilidad.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Casas de Apuestas Deportivas